Economía País

mayo 21, 2013

República Dominicana, una cenicienta de la diplomacia

Filed under: Uncategorized — economiapais @ 8:23 pm

Carlos Arturo Guisarre

La Concesionaria Dominicana de Autopistas y Carreteras (CODACSA) ganó en la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional, reunida en Londres, el 10 de agosto de 2012. Su premio: US$45 millones. Su rival: el Gobierno dominicano.

Cuando el Ministerio de Obras Públicas tomó el peaje de la Autopista del Este, en julio de 2012, CODACSA gestionó sentar en el banquillo de los acusados al Estado que fue su socio desde 1998.

El enfrentamiento se caracterizó por una defensa precaria donde las autoridades no pudieron demostrar lo que meses antes dijo el entonces ministro de Obras Públicas, Víctor Díaz Rúa, “que el Estado había sido estafado en esa negociación (con la concesionaria)”. Una pobre gestión de diplomacia económica puso de rodillas al país, que ahora le debe lo equivalente a 1,800 millones de pesos al consorcio.

Manuel Alejandro Valerio Jiminián, abogado en derecho internacional, hizo este relato, que, según su criterio, ofrece como moraleja las deficiencias del tren gubernamental para defender los intereses económicos de los ciudadanos en foros de arbitraje internacional.

“Más adelante, CODACSA fue a una corte de arbitraje de Washington, pudo homologar la sentencia y no hubo ninguna representación legal del país. Esto, pese a que tenemos más representantes en Estados Unidos que los países centroamericanos y Brasil juntos”, sostuvo Valerio Jiminián.

La última acotación del jurista queda sustentada en que sólo en Estados Unidos fueron acreditados 384 funcionarios dominicanos, un número mayor al de los colocados por los seis países de América Central y Brasil. El presupuesto de 2013 destina seis mil millones de pesos (US$150 millones) a la diplomacia.

Es de cuidado esta sentencia. Estados Unidos genera más de la mitad de las inversiones extranjeras que capta República Dominicana y según Todd Alle, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Illinois, cualquier disputa de comercio internacional deteriora la reputación del gobierno demandado.

“Cuando un gobierno es desafiado ante una corte de arbitraje internacional experimenta una disminución en su capacidad para captar inversión extranjera”, indicó el especialista en el estudio Efectos en la Reputación de las Disputas de Comercio Internacional en la Inversión Extranjera Directa.

Al conseguir homologar el arbitraje, CODACSA puede embargar las cuentas estadounidenses del Gobierno dominicano, en caso de que este último se retrase en los pagos de la indemnización, citó Valerio Jiminián como otro de los peligros.

Posibles causas de las derrotas
“Nuestro problema en las instancias internacionales, como ocurre con la mayoría de las naciones en desarrollo, es la defensa”, responde Cristina Aguiar, embajadora de los Derechos Humanos de República Dominicana.

Aguiar, reputada académica y autora en materia de derecho internacional, estima que enfrentar una instancia internacional amerita preparación. “Vivimos en un sistema especial. Los que tienen experiencia de carrera no están participando, sino que participan otros personajes que no tienen la mínima idea de cómo funcionan los tribunales internacionales”, en su opinión.

La experta considera el análisis de discursos, estadísticas, intereses y objetivos de la participación en el organismo, como requisitos para hacer un papel “decente” en esas circunstancias.

“(La diplomacia tiene) falta de disciplina, falta de un equipo multidisciplinario, falta de un verdadero equipo de profesionales que tenga las competencias. No es un caso solamente de República Dominicana sino de todos los países del subdesarrollo”, sostuvo la embajadora.

Pero José Ernesto Devárez hijo, especialista en geopolítica, culpa al sistema. Su juicio consiste en que la nación dominicana no cuenta con una política exterior definida, donde se trabaje por objetivos claros y específicos.
“Esa carencia ha influenciado en las condenas a las que ha sido sometido nuestro país. La política exterior dominicana no posee lineamientos gubernamentales”, expuso.

Los objetivos a nivel internacional, apuntó, han sido promover líderes políticos y el turismo, los cuales son importantes, pero no aportan a la política exterior.

También resalta la corrupción. “Nuestras embajadas y consulados son ineficientes. Da pesar el desconocimiento que muchos diplomáticos poseen sobre servicio exterior, al punto de utilizar sedes diplomáticas para pagar favores políticos”, agregó.

Diplomacia económica
Para el economista Vladimir Pimentel, especialista en comercio internacional, hay limitaciones en el plano de la “diplomacia económica”. Esto es delicado porque “en la globalización lo económico es el eje central de las relaciones internacionales, por lo que la diplomacia se ha movido de la política a la economía”.

El estudio de Alle establece que los inversionistas dudan con la simple participación de un Estado ante una corte internacional de arbitraje. Asimismo, la reputación también incide en el acceso a la colocación de bonos.

La nación desafía la lógica del “paper” al liderar la recepción de la inversión extranjera del Caribe en 2012, con la captación del 53% del capital foráneo del área, de acuerdo al Centro de Exportaciones e Inversión (CEI-RD), que destacó un record del país en nuevas inversiones el año pasado, al superar los 3,500 millones de dólares o 140 mil millones de pesos.

Sin embargo, en bonos, es inferior al promedio latinoamericano, puesto que mientras la región reporta una media de riesgo-país de 290 puntos, la deuda soberana dominicana carga con el lastre de 319 punto en esta variable de 2012, según el ĺndice del Mercado de Bonos de Mercados Emergentes, de JP Morgan Chase.

“La honorabilidad es fundamental recibir millones de dólares. Ante un proceso de arbitraje, la honorabilidad del Estado demandado es la primera cuestión en duda”, indica Alle.
Pimentel opinó que en la nueva “diplomacia económica” juega un rol importante el sector empresarial, “para bien y para mal”.

República Dominicana, contó Pimentel, hizo un papel desagradable mientras defendió una salvaguardia donde se le aplicó un arancel de 38% a productos de polipropileno costarricenses, porque asumió el caso ante la Organización Mundial de Comercio a favor de una sola empresa y no de un sector completo. “Por atender un problema de corto plazo, nos olvidamos de las buenas prácticas de política exterior”, expuso el también catedrático universitario.

Primero ordenar la casa
No sólo en el comercio internacional la nación ha sido vencida. Condenas ante la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) tienen un potencial similar a los procesos de arbitraje para deteriorar la reputación de un destino de inversión, en palabras de Valerio Jiminián.

El país ha sido condenado por el CIDH por no concluir la investigación sobre la desaparición del activista político Narciso González (Narcisazo) en 1994, no entregar actas de nacimiento a las niñas “dominicanas de origen haitiano” Yean y Violeta Bocico, y por la muerte de seis haitianos en un incidente con la guardia fronteriza dominicana, conocida como la “Masacre de Guayubín”, ocurrida en el 2000, cuya decisión en contra se produjo en noviembre pasado.

“La CIDH no está hecha para que ganen los Estados. El principio Pro-homine, que aplica en su jurisprudencia, siempre le va a dar razón al demandante, (porque el hombre está por encima del Estado)”, en palabras de Aguiar.
Consideró que el país aceptó las competencias de la Corte sin medir las consecuencias. “Usted debe limpiar su casa primero, después que le inspeccionen. Pero no que en medio de un desorden le vengan inspeccionar para que lo amonesten”, declaró Aguiar.

Como referente, la especialista señaló a Trinidad y Tobago, el cual no entró a la Convención de San José porque implicaba prohibir la pena de muerte. “Era más importante para ellos su justicia interna por el momento, por el narcotráfico y una serie de cosas, que reconocer las competencias de un órgano”, afirmó.

Hacia una defensa efectiva
“La misión de la Unidad de los Derechos Humanos de la Procuraduría General de la República es evitar que casos ocurridos en el territorio nacional tengan como consecuencia que República Dominicana sea condenada en tribunales internacionales”, aseguró Danissa Cruz, nombrada como procuradora fiscal de los Derechos Humanos a finales de 2012.
Fuentes cercanas al Poder Ejecutivo afirmaron que al presidente Danilo Medina, con siete meses en el cargo, le interesa “de manera especial” obtener mejores resultados en el plano internacional.

El interés del mandatario comienza a materializarse con la defensa ante la OMC de la industria del ron, proceso en el que la Comisión Reguladora de Prácticas Desleales en el Comercio y Medidas de Salvaguardia dominicana organiza un encuentro con socios comerciales del Cariforo, para elevar su queja a causa de un supuesto subsidio federal estadounidense a casas licoreras de Puerto Rico e Islas Vírgenes.

“República Dominicana, al ser un Estado insular y un Estado pequeño, no puede darse el lujo de tener una defensa precaria ni excluirse de los foros internacionales”, dijo Valerio Jiminián.

diciembre 14, 2012

El regalo de Navidad del Poder Peleletivo

Filed under: Uncategorized — economiapais @ 2:59 pm

Carlos Arturo Guisarre

La Comisión de Senadores y Diputados que estudia el Proyecto de Presupuesto 2013 ha confirmado que el estimado de ingresos y gastos sometido por el Gobierno Central o Poder Robocutivo va tal cual, con superpoderes que ascienden a los 516 mil millones de pesos, un 20% mayor al documento de 2012, tomando en cuenta que el presidente Danilo Medina se ha comprometido a controlar el gasto y a ejecutar una gestión caracterizada por la austeridad.

Allí están las consecuencias económicas del control político de un partido (cualquiera que sea), sobre las bases de ejecución y legislación con una mayoría aplastante. Encima de que en República Dominicana el Poder Robocutivo se conforma en un 100% por aquel partido que gane las elecciones sin importar el margen, la posesión de la mayoría legislativa por parte de ese mismo grupo deja desprotegida a la sociedad ante los abusos de la burocracia estatal.

Los senadores (Cámara Alta, representantes de las provincias) y los diputados (Cámara Baja, representantes de 50 mil personas o menos) se convierten en el Poder Peleletivo cuando la victoria presidencial y la mayoría legislativa coinciden en el tiempo.

Esta no es sólo una cruz que cargamos con el Partido de la Liberación Dominicana en el Poder absoluto, los partidos Reformista y Revolucionario Dominicano tuvieron sus momentos de gloria en los que también pasaron por encima de todo el mundo para que se aprobaran obras faraónicas, préstamos abusivos, bonos fraudulentos y asfixiantes reformas fiscales.

Pues ahora, cuando tiene en sus manos a todos los senadores menos uno (y ese uno está casi negociando) y la mayoría de los diputados, el Gobierno Central no ve la necesidad de discutir con los simples mortales acerca de la pertinencia de emitir o no mil millones de dólares en bonos soberanos ni tampoco le ve importancia a consensuar un pacto eléctrico en el que participen todos los sectores, en vez de sólo las autoridades, los generadores y, por supuesto, el Banco del Reservas, quien carga con el muerto de la deuda.

El Poder Peleletivo, como de costumbre, nos dará el “palo acechao” cerca de la cena de Noche Buena, cuando nadie estará pendiente a mis twits en @economiapais ni mucho menos a mis quejas en este espacio. Mientras, destapemos el regalo de Navidad que nuestros honorables nos pueden hacer con el permiso de un orden constitucional: 516 mil millones en gastos excesivos, un 4% a la educación que se irá en block y varilla, y otro diciembre en el que tendremos que concentrarnos en señalar nuevos abusos, para un nuevo año.

diciembre 6, 2012

Dos puntos porcentuales al ITBIS encarecen todo al 12.5%

Filed under: Uncategorized — economiapais @ 3:22 pm

Carlos Arturo Guisarre

El Impuesto sobre la Transferencia de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS) aumenta de 16% a 18% para los ejercicios fiscales 2013 y 2014, es decir, a partir de enero de 2013.

De acuerdo con la Ley 253-12 de “reforma tributaria”, en 2015 este tributo regresaría a “su base original” de 16%, sólo en caso de que el Estado dominicano consiga su meta recaudadora. La Presidencia de la República ha fijado esa “meta recaudadora” en 45 mil millones de pesos.

Les apuesto que en noviembre de 2014 el Gobierno dominicano saldrá con el cuento de camino de que problemas de finanzas públicas impedirán llevar a cabo la condicionalidad colocada en el artículo 23 de esta desafortunada Ley.

El aumento de dos puntos porcentuales de la base del ITBIS por sí mismo supone un aumento en la presión tributaria de un 12.5%, lo que indica que sólo por concepto de esta medida fiscal los gastos de los emprendedores se incrementarán en más de un 13%, vaticinando que industrias con altas barreras de entrada y bajas “amenazas” competitivas aprovecharán para servirse con la cuchara grande en medio del río revuelto y la confusión que causa un proceso inflacionario.

Asimismo, en la misma proporción de 12.5% se ven obligados muchos emprendedores a elevar el presupuesto de servicios que presentan a sus clientes, con el riesgo de que en el proceso de negocio (regateo) la gerencia tenga que “dar su brazo a torcer” para retener al cliente y mantener las operaciones en sectores altamente competitivos, con bajas barreras de entrada y cuyos productos no forman parte de la “canasta indispensable” de la operación cotidiana de las organizaciones.

Older Posts »

El tema WordPress Classic. Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 213 seguidores